¿Qué nuevos perfiles profesionales demanda el futuro de las PYMES?

Pyme

Los cambios tecnológicos han provocado evidentes transformaciones en los perfiles demandados. Tanto es así que entre 2015-2020 se perderán 7,1 millones de puestos de trabajo en los países más desarrollados del mundo. Además, 700 profesiones podrían extinguirse en 20 años. Eso supone que el 47% de los empleos está en situación de riesgo, ya que probablemente sean automatizados.

Ante este escenario desfavorable sorprende que las pequeñas y medianas empresas hayan sido las responsables de 7 de cada 10 trabajos creados en España durante el último año, consolidándose como las verdaderas protagonistas del proceso de creación de empleo. Tanto es así que la estructura empresarial española está compuesta en su mayoría (95.8%) por microempresas, lo que nos sitúa 3.4 puntos por encima de la media europea.  En esta constante situación de cambio, ¿cuáles son las profesiones del futuro? ¿Cuáles parecen tener los días contados?

Las TIC en las PYMES

Debido a la globalización, este tipo de empresas se ha dado cuenta de que la tecnología ya no es lo que diferencia a una organización de otra sino que ésta ha pasado a formar parte integral del modelo de negocio de cualquiera de ellas, convirtiéndose en la principal necesidad estratégica.

Sin embargo, muchas PYMES se quedan atrás en lo referente a las TIC. Entre las razones, destacan los obstáculos que implican que las organizaciones no cuenten con el soporte técnico necesario de hardware y software y que los activos de la compañía no terminen de ser suficientes para el desempeño de las actividades laborales.

En esos casos una buena alternativa para muchas PYMES puede ser el renting tecnológico, lo que supone la incorporación de equipamiento informático sin tenerlo en propiedad mediante un contrato con el proveedor de servicios dueño de los dispositivos profesionales. De esta manera, afrontar el alto coste inicial para comenzar un negocio no será el motivo principal de la inviabilidad de la empresa.

En la actualidad, lo que comienza a primar es que la tecnología se encuentre en la automatización y eficiencia de los diferentes procesos de la compañía. Las organizaciones que no logren incorporar las TIC como parte fundamental del negocio pondrán en serio riesgo su permanencia en el sector.

Nuevos puestos

La relación entre empresa-empleado y la denominación de los departamentos se encuentran en un proceso continuo de metamorfosis, donde las estructuras organizativas se están desdibujando, dejando paso a organizaciones líquidas.

En este contexto, las PYMES necesitarán trabajadores multidisciplinares. Debido a los cambios por la inclusión de la tecnología en todos los procesos de negocio, el futuro se basa en la flexibilidad vinculada a la capacidad de adaptarse a este tipo de entornos y administrar grandes volúmenes de datos.

Infraestructura Cloud

Los tradicionales administradores, arquitectos de sistemas y redes, analistas de seguridad o los administradores de bases de datos, desarrollarán diversas destrezas. En el caso de los analistas y arquitectos de la nube necesitarán, además, habilidades de diseño y optimización de la infraestructura Cloud.

En general, todos estos perfiles que demandan los departamentos de TI deberán poder diseñar y gestionar rápidamente las nuevas aplicaciones y servicios de nube. Solo con una buena organización de éstos se podrá reducir la dificultad que supone administrar el ecosistema de una empresa y, como consecuencia, se disminuirán los costes de explotación.

BigData

Aquellas empresas que consigan analizar y gestionar la ingente cantidad de datos que administren conformarán los motores de crecimiento laboral. Así mismo, las PYMES deberán invertir en analítica y automatización de rendimiento centrado en la carga de trabajo. Además, para gestionar los datos y servicios de nube híbridos se tendrán que aplicar políticas de TI definidas como las configuraciones estándar, SLA’s y seguridad para lograr un óptimo desarrollo.

DevOps

No existe un origen claro y definido de este término, conformado por diferentes profesionales que colaboran y forma un equipo basado en el liderazgo empresarial, testing y operaciones IT. Por lo tanto es un error pensar que DevOps (Development Operations) es solamente un puesto de trabajo en sí mismo ya que constituye una metodología de trabajo enfocada a la consecución de objetivos.

La finalidad de DevOps es que los sectores desarrollo y operaciones, antes separados, se comuniquen y cooperen entre sí para solventar las necesidades de integración que son fundamentales en los sistemas informáticos.

Según los estudios se prevé que, junto a las arquitecturas nativas de la nube, perfeccionen un entorno de producción automatizada. De esta manera se asegurará el buen funcionamiento de las configuraciones de sistema y software.

Todos estos puestos irán adquiriendo un mayor protagonismo y transformarán por completo la manera en la que se gestionan los recursos de TI. Lo más importante es que las empresas no ignoren estos cambios, aprovechen sus oportunidades y se adapten cuanto antes para beneficiarse de todos sus recursos.

En colaboración con Auditoria de SoftwareTUYÚ Technology

Auditoria de Software – Tuyú techonology  permite adquirir, distribuir y utilizar el soporte lógico de un sistema informático para detectar posibles riesgos y optimizar los activos de software.

 



Dejar un comentario

Todos los campos son obligatorios.