Luis Cruzado, Analista

TACTIO EN PERSONA

TACTIO no se podría entender sin la persona de Luis Cruzado. Forma parte de la organización desde el origen, donde comenzó como delegado. Es muy conciso en sus respuestas a las preguntas que le formulamos en esta entrevista, tanto como cuando se encuentra en plena acción en cualquiera de las casi 500 empresas que ha analizado a fondo. Sin embargo, que nadie se llame a engaño, porque “hablar, habla” dicen quienes le conocen.

Otros de los compañeros dicen que tiene memoria fotográfica y un sentido de la lealtad a prueba de bombas. Controla (es piloto de avión), tiene paciencia (fue árbitro de balonmano de primera división) y, como todos los buenos profesionales, transmite humildad y emplea muy bien el sentido del humor en sus respuestas. Aquí puedes conocer un poco más a nuestro analista más veterano.

Antes de entrar en TACTIO, ¿en qué empresas has trabajado y haciendo qué?

Trabajé en sectores diversos: publicidad, transporte, promoción inmobiliaria. Tras los primeros años de aprendizaje, me fui situando en el área financiera, de modo que básicamente asumí Dirección Financiera.

¿Qué aspectos de esta organización crees que son los que están más desarrollados?

La proyección de imagen al exterior, desde el Área de Comunicación y Marketing. Me parece que el trabajo desarrollado es fabuloso.

¿Y qué puntos se pueden mejorar?

Que el funcionamiento interno, que es responsabilidad de todos, esté al nivel de lo que proyectamos al exterior. Un primer paso para conseguir este objetivo podría ser contratar un Análisis. Conozco una Empresa que los hace muy bien (risas).

¿Cómo es tu día a día acudiendo a una Pyme?

Intenso, seductor y extenuante.

¿Qué opinas del Proyecto de Valores de TACTIO?

Potente en su formulación, pero hay que bajarlo a la práctica. Solo entonces disfrutaremos de sus efectos.

Eres el analista más veterano de la empresa. ¿Qué has aprendido en los últimos años que te ayuda a seguir desarrollando con éxito tu trabajo?

Lo único que he aprendido con certeza absoluta, es que es nunca se acaba de aprender. No es una frase hecha, sino un hecho taxativo, ineludible. Agradezco que presupongais el éxito de mi trabajo, pero solo creo en el éxito del trabajo colectivo: si consigo un acuerdo con una empresa es porque antes otro profesional consiguió una autorización de análisis; y alguien contrató a ese profesional y lo formó, etc…. Lo que me ayuda a seguir trabajando es la pasión por mi trabajo, que me hace ver cada análisis como si fuera el primero: apasionante, complicado y una responsabilidad frente al delegado que lo consiguió.

¿Cuáles crees que son las cualidades más importantes que debe tener un buen analista?

Si las conociera sería un buen analista… (risas). Creo que ser un buen analista nunca es un logro, sino una intención, un proyecto que nunca se acaba. Creo que si alguien llegara a ser un buen analista, sería el principio del fin.

Pero entre las cualidades necesarias (que no suficientes) citaría: la honestidad, el coraje, el respeto, la disciplina y la pasión.

¿Crees que la crisis actual que estamos viviendo está haciendo que las Pymes necesiten aún más de tu trabajo?

Creo que las PYMES necesitan siempre nuestro trabajo, pero no siempre tienen conciencia de ello. Una crisis como la que vivimos ayuda a muchas PYMES a tomar conciencia de esa necesidad.

¿Qué te gusta hacer cuando no estás trabajando?

No hacer Informes (risas). Bromas aparte: senderismo, volar, leer, viajar y, en ocasiones, explorar el silencio y la quietud.

¿Cuál es el último libro que has leído? ¿Qué te ha parecido?

“El lado activo del infinito”. Es la sexta vez que lo leo y me ha parecido que habrá una séptima, para seguir en el intento de entenderlo. Me parece muy interesante porque no lo comprendo bien.



Dejar un comentario

Todos los campos son obligatorios.