La filosofía Kaizen en la empresa

Pyme

La nomenclatura empresarial siempre se ha nutrido de términos anglosajones sobre todo en el ámbito del marketing y de la gestión pero desde hace un tiempo han empezado a convivir con vocablos japoneses. En este aspecto, uno de los que mayor efectividad tienen en el ámbito de la pequeña y mediana empresa es el Kaizen, que proviene de “kai” que significa camino hacia el cambio y “zen” bueno, mejoría o evolución para mejorar.

El método Kaizen nació tras la Segunda Guerra Mundial cuando las empresas y fábricas niponas necesitaron una estrategia para evolucionar y mejorar su productividad.

La exigencia de los clientes y la competitividad del mercado obligan a las empresas a mejorar constantemente. Es por ello, que una filosofía empresarial “Kaizen” ayudan a perseguir la excelencia, la búsqueda constante del óptimo servicio y de la mejor solución posible. Esta estrategia se puede aplicar a varios aspectos tanto social, como personal y, por supuesto, en el ámbito empresarial siempre teniendo en cuenta una mejoría gradual y controlada.

¿Kaizen para pymes?

Con frecuencia se tiende a pensar que las más avanzadas herramientas de gestión son únicamente aptas para grandes multinacionales que invierten grandes cantidades de dinero y recursos en el desarrollo de la gestión empresarial.

Sin embargo, una pyme española puede también aspirar a “jugar en primera división” sea cual sea su sector. Únicamente se necesita compromiso y disciplina para llevar a buen puerto todas las estrategias necesarias. Cualquier empresa tiene capacidad para mejorar notablemente en ámbitos como la productividad, la gestión documental, los procesos producción o los controles de calidad.

COMPROMISO

 

El método en la empresa

En cualquier compañía se pueden llevar a cabo herramientas y meotodologías que siguen los preceptos del Kaizen. Algunos de estos puntos clave son:

1. La huida de la autocomplacencia. El estancamiento es el mayor enemigo del empresario. En este sentido, es importante tener en cuenta los conceptos de compromiso y disciplina a la hora de buscar constantemente la manera de hacer los procesos de forma óptima resolviendo los problemas eficientemente. El compromiso por el cambio se produce en todas las áreas de la organización desde los directivos hasta los equipos técnicos.

2. El desarrollo gradual. Como en cualquier cambio que se produce en la vida cotidiana y en el entorno natural, las transformaciones deben hacerse de forma paulatina, gradual y sobre todo controlada.

3. La eliminación de lo innecesario. El Kaizen persigue reducir al máximo lo que es estrictamente necesario. Como en en la metodología del Lean Management “las empresas que eliminan o reducen significativamente sus desperdicios e identifican las fases de los procesos de negocio en que se genera valor obtienen mejoras cuantificadas con evidente repercusión en la cifra de negocios”.

4. La optimización del tiempo. Sin duda, el tiempo es uno de los elementos más valiosos en cualquier corporación y es un activo que no se debe despreciar. El método  El uso poco eficiente del tiempo da lugar al desperdicio, a la pérdida de productividad laboral y, por supuesto, al estancamiento. Por ejemplo, en una oficina, un contrato o un documento que está traspapelado o que se tarda demasiado en encontrar puede dar lugar al retraso de una firma o una decisión.

 



Dejar un comentario

Todos los campos son obligatorios.