El peso y los retos de la industria en Euskadi (¿y en España?)

2018 pymes

Según el Ministerio de Industria, las pymes suponen el 99,85% del total de empresas constituidas en Euskadi. De ellas, el 94,71% son microempresas (0 a 9 asalariados). Casi el 55% de las empresas del País Vasco ejercen la actividad en el sector de servicios, el 23% en el del comercio, el 14% en el de la construcción y el casi el 8% restante en la industria.

No hace falta echar la vista a los 80, en los que en los Altos Hornos trabajaban decenas de miles de personas, para comprobar que el peso de la industria (del metal) en Euskadi no es lo que era.

Solo del 2008 al 2014, Euskadi perdió 500 industrias manufactureras al año. Pasó de contar con casi 14.000 a apenas 11.000. Y este hecho, lógicamente, está relacionado con el porcentaje de gente ocupada en la industria, que se ha reducido ostensiblemente. En 2008 casi una cuarta parte de la población trabajadora lo hacía en la industria y a día de hoy estamos en el 20%.

Se trata de una evolución, en alguna medida, lógica. Hay subsectores industriales en los que no podemos competir frente a regiones-mercados completamente desregulados y con un precio de la mano de obra muchísimo más barato que el nuestro. Sin embargo, hay otros en los que sí podemos competir, aquellos que aportan más valor. Y es ahí donde tenemos que hacer el esfuerzo de adaptación y modernización, y lo tenemos que hacer de manera ágil.

La industria del metal es uno de los sectores más competitivos de nuestro tejido empresarial. Es un sector profesional y que ejerce de líder o tractor de otros sectores empresariales en Euskadi. Además tiene reconocida su alta capacidad de innovar y adaptarse al entorno. Pero el mercado está muy maduro, hay mucha competencia y, además de la crisis que hemos vivido en los últimos años (y que se ha llevado por delante miles de empleos), existe un reto tecnológico-digital para el sector.

Este conjunto de factores, hace que haya una alta presión sobre las empresas (especialmente sobre las pymes, que son la mayoría), lo que les obliga a mejorar en sus procesos de producción y, especialmente, en su estrategias para vender.

Dentro de los muchos retos ante los que está la industria en Euskadi, ese, el de vender, sería un primer gran reto a destacar para la pyme vasca, en general, y para la pyme industrial, en particular. Se dice que aquí “sabemos hacer” bien las cosas; pero, ¿sabemos vender? ¿Atacamos todo nuestro mercado potencial? ¿Tenemos bien organizada nuestra estrategia comercial? Precísamente abordamos ayer este asunto junto a más de 40 empresas del sector del metal en Bilbao, de la mano de la Federación Vizcaína de Empresas del Metal.

 

 

Hay un segundo reto a destacar. Hace unos días se celebró en Donosti el Global Innovation Day, con la participación de más de 400 empresas. Allí se presentó un informe por parte de INNOBASQUE – la agencia vasca para la innovación –. Euskadi tiene muchas cosas buenas y buenos indicadores en materia de innovación tecnológica, por ejemplo. Pero Euskadi, como región, ocupa la posición 167 de Europa en el parámetro “Pymes innovadoras en marketing y organización”. La innovación va más allá de la tecnología: pensar de otra manera, organizarse de otra manera, dirigir de otra manera también es innovar. Y ahí tenemos que incidir.

Y un tercer reto que tiene la industria se explica con un dato sencillo. Bizkaia es la provincia vasca con mayor participación de grandes empresas, y esa participación es del 0,15% sobre el total de empresas. Es un dato suficientemente clarificador. Tenemos un problema de dimensión empresarial, en Euskadi y en el conjunto de España. Evidentenemente, el tamaño no siempre es lo más importante, y ser una pyme tiene sus ventajas para competir. Pero con una dimensión mayor, sin duda, seríamos más competitivos

Sea o no casualidad, prácticamente la mitad de las actuaciones que ha realizado TACTIO en pymes vascas se reparten entre Planes de Expansión Comercial y proyectos de Organziación-RR.HH. (42%). El tercer tipo de proyectos que más ha desarrollado TACTIO en Euskadi han sido proyectos enfocados al Control de la Gestión, (15%).

En ese mismo orden, y casi con los mismos porcentajes (22%, 19% y 15%), son los mismos tres tipos de proyectos que se han ejecutado para el conjunto de España. En este sentido, y a los efectos de este estudio, las pymes vascas a las que acompañamos son un buen reflejo de lo que ocurre en España, coincidiendo en algunos casos los tipos de proyectos que ocupan las demás posiciones de la tabla.

Si sabemos lo que hay que hacer, pero aún no lo hemos hecho, no cabe esperar a que nadie venga a rescatarnos. Lo mejor es decidir tomar el control de la situación:



Dejar un comentario

Todos los campos son obligatorios.