Verónica Cubek y la «otra Verónica»

TACTIO EN PERSONA

Verónica Cubek nació el 8 de septiembre de 1973 en Caracas (Venezuela) y es madre de dos niñas. Se incorporó a TACTIO como consultora en febrero de 2017, después unas cuantas turbulencias vitales, por lo que se muestra agradecida. Forma parte importante del equipo de Valores de TACTIO que lleva todo este año «agitando» la organización y este próximo sábado contará su historia de superación en el TED X GRACIA en Barcelona https://tedxgracia.com.

¿Por qué das el paso a contar públicamente tu vida?

Realmente no contare públicamente mi vida. Contare lo que aprendí desde la resiliencia en una experiencia extrema y trágica que me tocó vivir. La historia como tal puede que mas adelante la cuente en un libro. Pero sin duda, si que será revelar mucho de lo que me pasó en esos años atrás.

 

Nos avanzas algo del contenido?

En el 2010 fui victima de las atrocidades de una dictadura como la que hay en mi país, y bajo el titulo erróneo de “presa política” fui encarcelada solo por ser alta ejecutiva de uno de los bancos que estuvieron involucrados en la crisis financiera de finales del 2009. Fuimos 23 empleados de varios bancos que nos dejaron presos al momento de ir a testificar. Los banqueros todos fuera del país para ese momento. Y del banco donde yo trabajaba fuimos acusados 4. Este es el contexto.

En mi charla, contare como estando presa logre sobrevivir a aquello, sacando dentro de mi «otra Verónica», que quizás si no hubiese pasado por todo lo que pase, jamás la hubiese conocido y defendido.

 

¿Qué esperas provocar en quienes escuchen tu historia?

Quisiera que nadie en este mundo tenga que pasar por una situación extrema, como la que yo pase, para darle el verdadero valor a la libertad. Quiero con mi testimonio, inspirar a todos los que me escuchen a no descansar hasta encontrar su propia libertad. La de adentro. Vivimos en un mundo donde constantemente nos dejamos llevar por lo que los demás quieren o piden de nosotros, y sin darnos cuenta, nos vamos quedando de últimos en nuestras propias vidas. Presos en nuestras propias vidas, de nosotros mismos. Quiero con mi mensaje, que no tengas tú, ni cualquiera, que llegar al fondo de tu propia vida para darte cuenta de esto.

 

Bueno, ¡¡¡mucha suerte!!! En cuanto a tu día a día en TACTIO, ¿cómo es?

Intenso, muy intenso. Más que talento creo que para hacer este tipo de consultoría se requiere ser de madera de roble. ES duro estar fuera de casa de lunes a viernes. En muchos casos, compensa el ver a un cliente satisfecho y agradecido por los cambios que hemos impulsado en su empresa. Compensa, en muchos otros casos, ver como una familia es capaz de sobrellevar el trio de: propietarios, directores y familiares, que no es nada fácil. He conocido rincones de España que creo que ni sabía que estaban en el mapa. He conocido muchas de las culturas provinciales, me encantan. Y he comido de todo.

 

¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo?

Sin duda el trabajo con el cliente. Movilizar a esas personas. Gestionar cambios en sus mentes y en sus formas de trabajar, incluso hábitos personales. Abrirles los ojos para que ellos mismos lleguen al convencimiento de que si hay otras opciones de gestionar su propia empresa. Ver esa transformación (cuando se logra, que no es fácil) es profundamente satisfactorio para mí. Esto es un trabajo de total vocación de servicio.

 

¿Y lo que menos?

Puffff, (respira). Los lunes a las 4 de la madrugada, los jueves cuando tengo que escribir toda la documentación metodológica interna -ni hablar si es un cierre-, los viernes cuando tengo que cobrar la factura, pero sobre todo lo que menos me gusta es cuando no logro entrar en la mente de un cliente y hacerle ver que va por el camino equivocado. O cuando tropezamos con clientes menos educados, y debemos “adaptarnos” un poco a sus formas para poder darle continuidad al trabajo. Esta parte es muy ruda y difícil.

 

Como equipo responsable del proyecto de Valores en TACTIO, ¿qué podemos esperar de este proyecto las y los miembros de la organización?

De un proyecto como este, el nivel de las expectativas es el que cada uno a título individual se proponga. El proyecto ha sido el medio para poner sobre la mesa temas de comportamientos que desde la Propiedad se quieren mejorar. No hay autentica implantación de valores en una empresa, sino hay cambios observables en cada una de las personas que la integran. Cambios en la forma de gestionar, de comunicar, de coordinarse, de hacer equipos. Cambios de estilos de liderazgo. Es crecer con valores. Creo firmemente, que una empresa que logra consolidar una base así, se hará sólida, estable y muy potente. Todos debemos ser parte de esto ahora. La observación de nuestros comportamientos, la autorevisión constante y la proactividad en positivo, serán las palancas que nos permitirán avanzar. Esto, a todos los niveles. No depende de una sola persona, o de un equipo de proyecto, depende de todos.

 

Ya lo has dicho antes… como tantas otras personas de TACTIO, pasas de lunes a viernes fuera de casa. ¿Cómo es la relación con tus niñas?

Paradójicamente muy cercana. Cumplo a rajatablas lo de tiempo de calidad vs. Cantidad. Cada hora con ellas la multiplico por 5. Tenemos un chat las 3 que ellas mismas han titulado “Te extrañamos mami” y por ahí tenemos un canal muy nuestro de comunicación en línea. Los bitmoji por ejemplo, quienes me enseñaron a usarlos fueron ellas. Me ha tocado adaptarme al mundo tecnológico de ellas, para que me sientan muy cerca, aunque físicamente no este en el día a día. Son niñas, que les ha tocado vivir muchas cosas, y se han hecho seguras e independientes a pesar de sus cortos 13 años. Tenemos una relación basada en el buen sentido del humor, la complicidad y el amor incondicional.

 

¿Tienes tiempo para leer algo que no sean informes? ¿Cuál ha sido tu último libro?

(Risas) Me obligo a leer para olvidarme por momentos de los informes, papeles, etc. Este año, para la preparación de mi Ted he leído mucho sobre desarrollo personal, y también sobre técnicas de comunicación y oratoria. Por segunda vez, me leí “El Hombre en busca del sentido” de Viktor Frankl. Lo recomiendo mucho. Pero honestamente, me ha costado mucho con este trabajo mantener el habito de la lectura. Intento los viernes desde que salgo del cliente olvidarme que soy consultora por 48 horas al menos. También me gusta mucho leer sobre recetas de cocina y moda.

 

¿Dónde encuentras más refugio en la lectura o en la música?

En la música sin duda. Escucho música cada vez que puedo, a toda hora. Ojo!!! No lo hago en el cliente. ¡Que conste en acta! Pero antes de llegar, en las comidas, en las noches, haciendo ejercicios, la música es parte de mí. ¿Que música? Pues depende de mis estados de ánimos, de si necesito energía o mas bien como dices refugio. Los lunes pueden ser canciones un poco mas… espesas, como Dani Martin o Franco de Vita por ejemplo. Y los viernes de fiesta total!!!! Marc Anthony, Sofia Reyes, (risas)

 



Dejar un comentario

Todos los campos son obligatorios.