El precio en una operación de venta

M&A
El precio de venta empresa
Por Guillermo Giménez, Analista de M&A de Tactio

 

El precio de una empresa, o de una participación en ella, depende de diferentes factores. Aunque las opciones y derivadas son casi infinitas, podemos clasificar estos factores es dos grupos. Por un lado, los relacionados con el proceso de venta y la situación del mercado. Por otro, los relacionados con la empresa y los socios.

 

New call-to-action

 

EL PROCESO Y LA SITUACIÓN DEL MERCADO

En este grupo, podemos enumerar los siguientes factores como los más determinantes:

Asesor especializado

Contar con un asesor especializado permite al vendedor, gracias a su experiencia y su contacto con el mercado, proponer el tipo de operación que más se adapte a las necesidades y voluntades de la empresa y los socios.

El asesor también conoce las necesidades de información, los diferentes pasos y los plazos que requieren los compradores en este tipo de operaciones.

Además, permite que, en la mayor medida posible, los empresarios estén centrados en su día a día en la empresa para que ésta no sufra una falta de mando.

Tipo de proceso y planificación

En función de lo que busquen los socios de la empresa en venta, se podrán plantear diferentes tipos de procesos, y se incluirán diferentes tipos de posibles compradores.

Cada tipo de comprador tiene unos requisitos específicos, y es importante conocerlos antes de iniciar el proceso para realizar una planificación que permita abarcarlos a todos y maximizar el valor de la empresa en venta.

A pesar de que los procesos competitivos pueden maximizar el valor en muchas ocasiones, en otras, el hecho de otorgar exclusividad a un comprador fiable y con interés real, puede suponer un incremento de valor.

 

New call-to-action

 

Situación macro

Indudablemente, la situación de la economía y los mercados financieros tienen una repercusión directa en este tipo de operaciones. Dado que la gran mayoría de estas operaciones se realizan con deuda, el coste de la misma influye directamente en el número de operaciones y los precios que se pueden pagar.

Además del tipo de interés, el acceso a financiación o la disponibilidad de liquidez y la necesidad de rentabilizar los fondos ociosos, hacen que las empresas y los inversores tengan un mayor apetito por las adquisiciones.

Por otro lado, los planes de negocio de las empresas se ven afectados a la baja por las previsiones económicas de futuro. Y, por tanto, las valoraciones de las empresas.

Operaciones corporativas en el sector

El hecho de que haya habido más operaciones en el sector, suele ser un buen indicador del interés que puede generar la empresa en venta. El hecho de que haya habido más operaciones corporativas significa que estas operaciones de crecimiento inorgánico tienen sentido estratégico y generan valor para el comprador.

Además, la competencia entre empresas provocará que haya más candidatos y, por lo tanto, mejorarán los precios y las condiciones por adquirir estos activos.

 

New call-to-action

 

 

LA EMPRESA Y LOS SOCIOS

En este segundo grupo, destacan los siguientes factores:

Presentación de la empresa

A la hora de presentar la empresa a los candidatos, es clave hacerlo de una forma profesional, detallada y atractiva. La primera impresión acerca de la actividad de la empresa, su propuesta de valor y cómo ésta se traduce en beneficios, son determinantes para despertar interés. Y para ello, también es necesario conocer qué aspectos y qué información son más importantes para cada tipo de comprador y mostrarlos de forma interesante.

Situación de la empresa

Indudablemente, la situación de la empresa en su sector determina el precio que alguien puede ofrecer. Entre los aspectos que se evalúan están el liderazgo frente a la competencia, los activos, los clientes, los proveedores o la rentabilidad.

Finanzas

Evidentemente, la situación financiera de la empresa es el pilar fundamental para la mayoría de los compradores. Si una empresa genera beneficios, y más aún si el margen es alto, significará que su negocio genera mucho valor. Y esto situará a la empresa como una adquisición deseable para otras empresas e inversores.

Sin embargo, una mala situación financiera, siempre que sea reversible, también puede generar atractivo en el mercado en aquellos compradores especializados en este tipo de situaciones y/o con capacidad de restituir la rentabilidad.

Condiciones

Las condiciones planteadas por el comprador o requeridas por el vendedor influirán notablemente en el precio de venta.

Las condiciones económicas son la base. Aquí incluimos tanto la valoración de la empresa como los plazos de pago, las garantías solicitadas por el comprador o los posibles earn-outs (incluir definición con asterisco) y otros métricas ligadas al futuro.

No obstante, también son muy importantes otros aspectos como la permanencia del equipo directivo y/o los socios, exigida normalmente por el comprador, o la posibilidad de separar el patrimonio inmobiliario y fijar un alquiler a largo plazo. Las posibles condiciones son casi infinitas, y dependerán del tipo de operación, el tipo de comprador y el tipo de vendedor.

 

New call-to-action

 

Tendencia

La tendencia de la empresa también determina el precio a conseguir. El comprador analizará el plazo de retorno de su inversión, y si la empresa se encuentra experimentando una tendencia a la baja, ofrecerá un precio menor.

En cambio, si los beneficios son crecientes, el precio ofrecido será más alto. En estos casos, además, se pueden incluir mecanismos para acercar las diferencias de valoración entre comprador y vendedor, como por ejemplo los earn-outs.

Porcentaje en venta

El porcentaje del capital en venta influye también en el precio de forma muy notable. Un comprador suele requerir el control, y para ello exigirá la mayoría del capital social o ciertos derechos que se lo aseguren. Si este comprador no tiene la capacidad máxima para influir en el futuro de la empresa, probablemente ofrezca un precio menor, pues tiene que asegurar su rentabilidad esperada en el caso de que el desarrollo no sea el esperado y tenga poco margen de maniobra para cambiarlo.

Motivo de la venta

El motivo de la venta es otro de los aspectos principales. Además de en el precio, afecta también al interés que puede generar la oportunidad en el mercado.

Unos socios que venden una participación mayoritaria del capital porque es el requisito del comprador pero que quieren permanecer en ella de forma activa, seguramente tengan una capacidad mayor para exigir un precio más alto que si decidieran vender el 100% o decidieran no continuar involucrados en el negocio.

Además, el hecho de vender una parte de un buen negocio para incorporar un socio que aporte valor en el desarrollo será visto por el mercado como una inversión atractiva, y, por lo tanto, generará un mayor interés y una valoración mayor.

En cambio, si el motivo de la venta es porque la situación de la empresa no es buena, y/o el empresario quiere salir del día a día, habrá que contactar empresas que conozcan la actividad y el sector y cuenten con capacidades de gestión para la empresa en venta.

 

New call-to-action

 

 

Si te gustan nuestros artículos puedes compartir tu opinión sobre Tactio aquí:        

Tactio cuenta con más de 16 años de experiencia en asesoramiento empresarial y quiere acompañarte en el crecimiento de tu negocio. Nuestros expertos y expertas están a tu disposición para realizar un diagnóstico personalizado de tu empresa y dar los siguientes pasos junto a ti. Consúltanos.



Etiquetas: , , ,

Dejar un comentario

Todos los campos son obligatorios.