Cuenta de resultados: Qué es y por qué es importante

Control de gestión
Cuenta de Resultados

Por Jorge Vazquez, Gerente de Consultoría en TACTIO

Cuenta de resultados: Qué es y por qué es importante

¿Qué es la cuenta de resultados?

La cuenta de pérdidas y ganancias (PyG) o cuenta de resultados es el documento contable que refleja la evolución de la actividad de una empresa, indicando los ingresos registrados y los gastos en que se ha incurrido, según su naturaleza, a lo largo de un periodo determinado. El saldo final resultante son los beneficios o pérdidas obtenidos por la empresa también denominado resultado contable. Por lo tanto, la cuenta de PyG sirve para determinar el resultado de una compañía en un período.

Para calcularlo, se tienen en cuenta los grupos 6 y 7 del cuadro de cuentas del PGC, que se corresponden con 6 – Compras y gastos y 7 – Ventas e ingresos.

El Plan General Contable (PGC), recoge este documento como uno de los documentos que componen las Cuentas Anuales, junto con el balance de situación, el estado de cambios en el patrimonio neto, el estado de flujos de efectivo y la memoria.

No obstante, si profundizamos más en este documento/informe, a través de él podemos nutrir herramientas de análisis tales como cuadros de mando integral, que arrojen información sobre la calidad en la gestión de la empresa. Por tanto, no debemos entender la cuenta de resultados sólo como un documento para cumplir con las obligaciones fiscales, sino como una oportunidad para identificar posibles mejoras y corregir desviaciones sobre la actividad de la empresa.

 

New call-to-action

 

¿Por qué es importante tener una cuenta de resultados?

Realizar un control de una cuenta de resultados es de vital importancia para una empresa. Enumeramos algunas razones por las cuales es importante el estudio de la cuenta de resultados:

  1. El hecho de realizar un examen riguroso de la cuenta de resultados con la frecuencia apropiada, teniendo en cuenta los criterios más adecuados para cada empresa, nos permitirá comprobar no solo si existe un beneficio o una perdida en la actividad, sino que además posibilita estudiar si la evolución de los diferentes conceptos de la cuenta de explotación se ajustan a lo planificado en la estrategia de la empresa, permitiendo tomar decisiones de forma proactiva para provocar mejoras o corregir desviaciones en el supuesto de que estas existan.
  2. La cuenta de resultados permite comprobar la evolución de los márgenes y actuar en consecuencia. Analizar si la facturación global de la empresa y la de sus diferentes unidades de negocio, los diferentes gastos como las compras, personal, alquileres, transportes, etc son los adecuados para generar un beneficio empresarial, y son los previstos cuando se planifican las diferentes acciones por parte de los empresarios. Esto nos lleva implícitamente a conocer conceptos relacionados con la rentabilidad.
  3. Analizar con regularidad la cuenta de resultados permite además detectar tendencias. Es posible evaluar la estacionalidad del negocio no solo para saber cuándo se producen los mayores niveles de facturación, sino también cuando se producen los mayores niveles de gasto, y si una empresa gasta más de lo que gana y cuando. En un análisis más pormenorizado es posible conocer el Punto Muerto o Umbral de Rentabilidad de la empresa.
  4. Se puede evaluar y comparar el desempeño de la empresa a lo largo del tiempo y en diferentes periodos. Desde el punto de vista de la eficiencia en el uso de recursos, sabremos cuanto se está pagando por producir su producto. Es decir, conocer la estructura de costes. Efectuar el desglose de los gastos directos e indirectos de la empresa e interpretar su relación con la facturación o con el beneficio neto es esencial para poder comenzar a definir un sistema de costes adecuado.
  5. Por último, la realización adecuada de una cuenta de resultados posibilita saber el Cash Flow de una empresa, lo que permitirá, por ejemplo, preparar la política de tesorería de la empresa con anticipación o saber si es suficiente para poder acometer nuevas inversiones en el negocio.

 

New call-to-action

 

Diferencias entre Balance y Cuenta de Resultados

Uno de los errores mas comunes es confundir la información que nos aportan los diferentes estados contables. Si bien ambos forman parte de las cuentas anuales que se deben presentar anualmente, no proporcionan la misma información para poder analizar la evolución de la empresa.

El Balance nos muestra la situación de la empresa en un momento determinado. El Balance es una «foto fija» de la empresa en un momento determinado. Se trata pues de un documento contable financiero que refleja la situación económica y patrimonial de la misma en una fecha determinada; lo que en términos contables se conoce como imagen fiel. Este documento, que se elabora periódicamente, permite conocer la situación financiera y patrimonial de una compañía en un momento concreto, pues en él se detallan sus activos, sus pasivos y su capital.

Teniendo en cuenta todo esto, el balance nos muestra la situación de la empresa en cuanto a solidez financiera, pero no profundiza como se está realizando la gestión operativa de la misma, cuestión que si nos aporta la cuenta de resultados. Ambos nos aportan información, pero de diferente naturaleza y que será útil para diferentes decisiones.

La Cuenta de Resultados recoge el beneficio o pérdida que obtiene la empresa a lo largo de su ejercicio económico (normalmente de un año). La Cuenta de Resultados viene a ser como un contador que se pone a cero a principios de cada ejercicio y que se cierra a final de este. La Cuenta de Resultados es una «película» de la actividad de la empresa a lo largo de un ejercicio. La cuenta de resultados nos permite estratificar el negocio o segmentarlo de tal forma que nos permita conocer el recorrido del “dinero” desde que se ingresa por ventas hasta que llega al “bolsillo” del empresario.

Balance y Cuenta de Resultados están interrelacionados. Su nexo principal consiste en la última línea de la Cuenta de Resultados (aquella que recoge el beneficio o pérdida), que también se refleja en el Balance, incrementando los fondos propios (si fueron beneficios) o disminuyéndolos (si fueron pérdidas).

 

New call-to-action

 

Si te gustan nuestros artículos puedes compartir tu opinión sobre Tactio aquí:        

Tactio cuenta con más de 15 años de experiencia en asesoramiento empresarial y quiere acompañarte en el crecimiento de tu negocio. Nuestros expertos y expertas están a tu disposición para realizar un diagnóstico personalizado de tu empresa y dar los siguientes pasos junto a ti. Consúltanos.



Etiquetas: , ,

Dejar un comentario

Todos los campos son obligatorios.